Historias y Relatos Swinger

historias reales de nuestros usuarios

Historias y Relatos Swinger

Conoce las historias calientes de nuestros usuarios.


Un trío con mi cuñado

Hola que tal quiero compartirles un relato nuevo esto paso en mi casa con mi  primera esposa, mi cuñado y yo, un día llegue a la casa cansado y acalorado fue un día de trabajo duro pero ya tiempo atrás mi esposa me dijo que mi cuñado le tiraba el rollo discretamente qué le veía el culo y la sabroseaba, pero como mi hermana es celosa luego nos la hacía de a pedo, diciendo qué mi esposa era la que se le insinuaba, la verdad ella nunca tuvo la necesidad de rebajarse a ese grado, a ella sólita le caian los pretendientes mi exesposa es morenita tiene unas tetitas chicas delgada flakita Pero lo que me encanta son sus nalgotas, regresando a mi historia ella se da a respetar y me da mi lugar bueno ya hartos los 2, ella y yo de tanto pinché pedo un día me dice ella así enojada ( el día que me lo coja ni cuenta se va dar cuenta ni nada) y yo le dije estas segura? ya lo que ella me dijo: si, al cabo pues ya habíamos echo trios anteriores veces con un amigo y una que otra pareja que ella le gustara la chica, le dije: pues si tu estas de acuerdo pues yo jalo ya sabes que estamos en complicidad juntos, nada mas qué te pongo 2 peros una qué me dejes ver y la otra que me dejes cojerte también a lo que ella accedió, pero pues que primero ella quería calarlo a ver que tal cojia  y qué sino le gustaba pues lo iba cortar, y paso el tiempo  un día cual quiera estabamos los 4 tomando, mi hermana, su marido, mi esposa y yo, en eso mi hermana sube al baño mientras nos quedamos en el patio tomando, mi cuñado el dice que pues disculpara a mi hermana que sus celos y la chingada, a lo que mi esposa le respondió que pues a ella le vale madres, que el culo no lo daba de a gratis a cualquiera, en eso le dice mi cuñado que si le daba chance, que que quería para que ella accediera, mi esposa le no contesto, le dijimos ambos, dejanos pensarlo y ya te avisamos despues.

Pasaron los días y pues tocamos el tema platicamos que si que lo ibamos a hacer, le pregunté, segura que te lo quieres cojer? y ella me dijo si, qué el le decía que era muy salsa qué la iba a poner en 4, después arriba y pendejada y media, a lo que los dos dijimos: perro que ladra no muerde.
Llegó el día, llegue cansado, acalorado, el me dice: que onda un six o pisto ( pomo)
un pomito respondí, compró un absolute y a mi esposa le trajo 4 six de ultra, bueno llegamos empezamos a platicar y beber tranquilos como si nada algo relax pues sin tocar el tema, de repente dijo mi esposa qué estaba enojada con su pareja de mi cuñado, que ella nunca se le insinuaba a él y pues el le dijo que así literal que ella estaba buena qué tenia un rico culo y unas tetas chiquitas pero mamables, yo le dije: si quieres puedes tocar, mi esposa se le acerco con su silla se sentó al lado de el y empezó el faje intenso apagamos la luz, ellos se fueron a la cocina pero como no había más que una bardita qué llegaba a la cadera, yo podía observar detalladamente todo el asunto, le bajó su mallon la empezó a dedear suave rico le bajo su tanguita, por que hasta con eso ella usa puros hilos o tangas nada más, después le hizo un oral, sin mentir tardó como más de 20 min mamandole su puchita, ella parecía cascada, escuchaba como le metía los lenguetazos y ella gemia de placer, ya después ella le bajó el pantalón y hicieron en 69 ella le chupaba a el y el a ella, y yo todo loco con la verga parada exitado ufff, con la verga al 1000% en eso la pone contra el fregadero de la cocina y se la mete, ella nada más pego un gemido tan duro qué por poco me vengo, estuve en la cocina como 10 min viendodolos cojer, saque un colchón del cuarto lo puse en la sala, vinieron aquí, ella lo acostó, se subió a la cama, lo monto riquísimo le daba unas enbestidas ella a él arriba y uff me corrí nada más de verla gozando, el problema es que no tardó ni 5 min y se corrió dentro de ella pero pues quedo insatisfecha sinceramente, entré yo en acción y tuve qué enseñarle a mi cuñado como cojerla, ella se corrió, yo seguía con la verga tiesa y mi esposa encima de mi, después de 30 min ya le temblaban las piernas y ya me deje venir, terminamos, se limpio toda la leche qué le escurría de su conchita rica, seguimos bebiendo platicando como si nada todo tranquilo se acabó él pisto, se despidió mi cuñado de nosotros, se fue pedo, deslechado y feliz, nos preguntó si habría segunda vez, y pues lo dudamos, ella dijo tal vez pero la verdad la pasamos bien.