Inicio > Historias swingers  >   Historias swinger





Con el tío

Inicio comentando que entre mi esposa y yo hay 15 años de diferencia, motivo por el cual vemos la vida de diferente manera.
Ella de 25 y yo 40 en ese entonces, Aveces teníamos diferencias y dejábamos de vernos, en una ocasión que teníamos sexo le pregunté si me había Sido infiel, con la calentura dijo si, bueno no realmente, cómo fue entonces, a lo que respondió,
Hay un amigo de la familia tiene tu edad y me dice sobrina, un día lo contacte por internet y tú estabas enojado y yo había bebido un poco, ya era tarde y le dije a mi tío que ya estaba cansada, que me iba a dormir, el respondió te vas a poner pijama a lo que respondí que si, el me comentó si podía ver.
Como estaba enojada me quería desquitar y le dije si gustas a lo que respondió que si
Puse la cámara de la compu y comencé a desnudarme poco a poco, mi tío decia, déjame ver, me quite la blusa poco a poco sin dejar ver mis tetas, me quedé en Bra y me pedía de favor si se las mostraba, me fui quitando el Bra y mi tío vio mis tetas salir de esa prisión mis pezones estaban duros parados a punto para ser besados y mi tío feliz viendo mis tetas, decía están deliciosas me gustaría besarlas, solo atiné a decirle un día que me visites.
Mientras mi esposa me platicaba yo tenía la verga a mil, y crees que algún día se anime a visitarte y me dijo .
Me darías permiso yo con la calentura le dije claro que sí.
El día esperado llegó la contacto por cel y la invitó a salir, ese día mientras teníamos sexo me comentó que su tío la había invitado a salir que si estaba de acuerdo y si le daba permiso.
Le comenté que si con la condición que me dejara llevarla y llegando el momento me dejara ver a qué hotel se la llevaría.
Así fue salimos a bailar y casualmente ahí lo encontramos, pasamos un buen rato divirtiéndonos y les comenté que ya era un poco tarde que si pensaban disfrutar de un tiempo a solas sería bueno que aprovecharán el tiempo,
El sé quedó sin palabras y mi esposa le comento, 
nos vamos?
El solo me miro y dijo no me gustaría tener problemas a lo que respondí.
Dejate de rodeos vas a ir o no,
Salimos del lugar, el llevaba su auto y nosotros el nuestro
Me dirigí a un hotel y casi llegando me detuve, le pedí que subiera a su auto para que entraran, el solo bajo a abrirle la puerta, en ese momento ya que más tarde le abriría otra cosa.
Ella subió a su auto y el también, se besaron frente a mí y él comenzó a acariciarle las tetas, les dije entren ya que no pienso estar toda la noche esperando a que salgan, arrancó y los vio entrar al hotel.
Lo que pasó es otra historia que en otro relato contaré, tenía la verga bien parada de ver a mi mujer entrar al hotel con otro.
Saludos espero les agrade
Voyeurliberal.com Historias Anuncios swingers Blog