Inicio > Historias swingers  >   Historias swinger





inverosimil, pero cierta ¡

Bueno, pues lo que voy a relatar fue algo que me sucedió más o menos hace como tres años. Tal vez, es difícil de creer pero esas cosas suelen ocurrir. 
Yo acostumbro a ir a misa todos los domingos a determinada parroquia, a determinada misa, a determinada hora del día. Allí, trabajaba un joven que vendía el seminario catolico llamado desde la fe, en algunas ocasiones lo llegue a comprar. Al escuharlo hablar me percate que este muchacho no era mexicano. Efectivamente, no lo era. Era argentino. Cabe decir que no era el clasíco argentino de ojos azules y rubio. No era así. Desde mi punto de vista, no era guapo, pero tampoco era feo, se defendia. Tenía lo suyo. Era alto, cabello negro, ojos cafes claros - tirandole a verdes - delgado. En un principio lo trataba muy poco, sólo le compraba los seminarios y únicamente eso. Con el tiempo, lo trate más y me llego a resultar interesante. El me comento que venia del sur (Argentina) y que estaria de intercambio en la universidad por dos años dado que su beca era para realizar su maestria. En un principio yo lo dude, pero, hablando con los sacerdotes me confirmaron que el jovén estaba en el país para hacer una maestria. Es necesario decir que el muchacho no pertenece a las cosas religiosas, o sea, era un empleado como cualquier otro. Con el pasar del tiempo yo lo veía sinceramente necesitado a nivel material, tanto así, que un sacerdote abogo por este jovén para comprarle un par de zapatos ya que los que él traía puestos estaban bastante deteriorados. Yo le calculo que cuando mucho tendría unos 30 años, sino es que menos, quizas 28. Era trabajador, responsable. Una vez me pedío 5 pesos para su boleto del metro, ya no traía dinero. Yo se los preste, por Dios, 5 pesos no me hacen ni mas rica ni más pobre. Así, se me fue haciendo interesante el joven, yo al principio le llevaba algo de comida de mi casa, pero con el pasar del tiempo, cada sabado lo invitaba a comer, el chavo sólo iba los domingos y ocasionalmente los sabados. Pero yo le decía que fuera los sabados a la clase de biblia, Mentiria si dijera que no me lo queria echar. Soñaba su boca en mis tetas y su pecho replegado junto al mio. Sus manos abriendome las patas, en fin. Como ya dije, todos los sabados mas o menos durante un año lo invtaba a comer a sambo'rs o al bufet chino, etc, Una vez tenía él un compromiso en la universidad y necesitaba un saco, el cual, se lo compre. Me costo como 2.500 pesos. Tambien le llegue a prestar como 5 mil pesos. No soy rica, pero no me dolia el codo hacerlo. Llego este joven a ir a mi casa como en 5 ocasiones. Claro, cuando mis hijos no estaban. Como bien dice mi perfil, soy divorciada y tengo 51 años. Para no hacer el cuento largo, una vez lo invite a mi casa (cuando mis hijos se fueron de excursion) como a las 8 pm, y se le hizo tarde entre la platica. Yo le dije que se quedara en mi casa y que al otro dia se fuera mas tranquilo. Lo hizo. Cuando yo le sugeri q se quedara en la habitación el rechazo la oferta. Y se quedo en la sala a dormir. Al dia suguiente como a las 7 de la mañana me toco la puerta de la habitacion para agradecerme y decirme que ya se iba. Cuando yo abri la puerta de la habitación para recibir sus agradecimientos me puse un bluson blanco muy escotado. El chavo solo me dio las gracias y se apresuro a la puerta principal para irse. La abri y se fue.  ¿ Qué fue lo que paso?...Tal vez me vi yo muy ligera o que paso..es algo que al día de hoy me lo pregunto. Paso el tiempo y como a las 3 meses ya no lo veía en la parroquia, Pense que tal vez estaba enfermo...pero me dijo un sacerdote que ya no trabajaba alli.
Se fue..se marcho...quizas ya este en Argentina.

A estas alturas no se que fue lo que ocurrio....muchas hipotesis, muchas teorias.

Voyeurliberal.com Historias Anuncios swingers Blog