Inicio > Historias swingers  >   Historias swinger





Trio que se dio solo sin planearlo, y sin duda de los mejores

Era Sábado en la noche, ya era bastante tarde alrededor de la una de la mañana, cuando entre al chat de la página para ver que había, vi un mensaje de una pareja que buscaba hombre para ir ahorita al senador, les hable en privado y tuve la suerte que me contestaron, platicamos un poco y me dieron el número de su habitación y me pidieron que me apurara porque ya era tarde. Rápido me metí a bañar y me arregle para ir lo mejor presentado y como siempre limpio y oliendo rico, no tarde mucho en llegar ya que no había nada de tráfico. Al entrar a la habitación ella estaba en la cama tapada solo con la sábana y el me indicio que me desvistiera y la acompañara, su esposo se acostó de un lado y rápidamente me quite toda la ropa y me puse del otro lado quedando su esposa en medio de los dos. Para esto ellos ya habían tenido un encuentro previo en la misma habitación. Empezamos su esposa y yo a fajar y acariciarnos todo. Ella me empezó agarrar la verga y yo le acariciaba los senos y luego las nalgas, al tocar su vagina estaba muy húmeda y fácilmente entraban mis dedos. Su esposo me comento que a ella le gustaba mucho el anal, por lo que empecé a tocarle también el ano y de igual forma ya estaba muy lubricado, ella no dejaba de acariciarme la verga y ya la tenía bien parada y dura, me pidió que me pusiera un condón, así lo hice y ella se volteo poniéndose de cucharita, me acosté a su lado y se la metí primero por la vagina, y ella se quejaba muy rico, después me dijo que se la metiera por el ano, por lo que se la saque y se la puse en la entrada y ella sola se hizo para atrás y se la ensarto toda, así estuvimos un buen rato, luego su esposo le pidió que ella se subiera en el por la va vagina y yo entrara por el ano, así le hicimos una rica doble penetración y estuvimos un muy buen rato así, ella quejándose y se movía riquísima, su marido no aguanto más y se vino dentro de ella, entonces ella me pidió que me subiera en la clásica posición de misionero, pero una vez que se la metí por la vagina ella cerro sus piernas y mis piernas quedaron por afuera de las suyas, así me súper apretaba la verga, me empecé a mover rápido haciendo toda la presión que podía con todas mi fuerza cuando ella se empezó a venir y me decía que no parara, seguí dándole duro hasta que se vino con grandes gritos. Me baje y ella me reviso el condón, ya lo tenía muy flojo. Me lo quito y se puso a descansar. Ella se volvió a poner de cucharita abrazando a su marido y me pidió que me acercara detrás de ella. Me dijo su esposo que rico la hiciste venir, y yo solo agradecí la oportunidad de estar a su lado, luego me dijo no te has venido aun y le dije que no, entonces le dijo a su esposa que me diera un masaje con sus nalgas, y ella se pegó más a mi verga y empezó a moverlas sobre mi verga, como no me había venido la tenía bien dura y sentía riquísimo, cada vez se hacía más para atrás y mi verga quedaba cerca de su ano, hasta que un empujón que ella se movió le entro toda, así sin condón pude sentir su ano súper lubricado, ella solo suspiro y le dijo a su marido que ya la tenía toda adentro, su esposo lo aprobó y le pidió que se moviera más, yo sentía riquísimo así estuvimos mucho tiempo hasta que me dijo que se quería volver a venir por la vagina que se la metiera así pero yo arriba de ella, entonces me subí y repetimos la misma faena ella cerrando sus piernas y yo con las mías por fuera y a darle durísimo hasta que gritaba como loca y yo ya no aguantaba le dije y me pidió que me viniera adentro lo más adentro que pudiera, así lo hice mientras ella estaba terminando, fue unas de las sensaciones más ricas, la leche previa de su esposo, ella viniéndose y yo también inundándola con toda mi leche, nos quedamos quietos un buen rato solo besándonos y diciendo lo rico que había estado, su marido solo nos observaba con cara de satisfacción, después de eso nos metimos a bañar, nos vestimos y salimos del hotel con la idea de volvernos a ver. A veces lo no planeado es de los más rico como fue este trio. Saludos
Voyeurliberal.com Historias Anuncios swingers Blog