Inicio > Historias swingers  >   Historias swinger





En una tienda departamental (Cuernavaca)

Esta historia fue hace un par de días en esta tienda departamental. Acudí a comprar material que necesitaba para hacer algunos arreglos en casa, como casi todos los días andaba un poco inquieto por lo que tome un baño antes de salir de casa y al vestirme decidí sólo ponerme unas Bermudas comodas (sin ropa interior) una camiseta y unos tenis. Ya estando en la tienda comencé a revisar el material y para mi agradable sorpresa se me atravesaron unos hermosos pies de mujer en unos zapatos abiertos con un poco de tacón, los cuales me resultaron un manjar (ya que soy fetichista de pies), pertenecían a una Hermosa mujer como de unos 40 años la cual venía sólo con un Short y una blusa de resorte a la altura de los hombros la cual se dio perfectamente cuenta de que me habían llamado la atención sus lindos pies. Ella. Iba acompañada supongo de su marido un señor mal encarado como de unos 50 años o un poco más, fue inevitable y comencé a tener una tremenda erección la cual pude mostrar la Señora así como ella no tenía inconveniente en lucir su hermosa figura, unos enormes senos con los pezones más duros que había visto y con un short que se podía observar con un un leve jalon hacia abajo y estaría en el suelo. Hacíamos lo necesario para intercambiar miradas y mostrarnos interesados cuando de pronto escucho que le dice a su marido: "voy al sanitario" nos vemos en un rato tu escoge tranquilo". En ese momento no lo pensé dos veces y me fui al mismo pasillo y me puse a mil, no sabía que iba a pasar. Entró al baño de mujeres y cuado iba casi terminado de entrar me miro y me cerró el ojo,  sin pensarlo dos veces entré  detrás de ella y nos fuimos al último  wc cerrando la puerta y nos comenzamos a besar y a acariciar mutuamente, tan sólo tuve que hacer a un lado su short para poder disfrutar de su jugo de sexo, estaba ya empapada al igual que yo, fue algo Express, sin decir nada, sólo disfrutamos ese momento. Los dos nos masturbamos hasta venir. Fue un momento indescriptible y quizá irrepetible. Ha sido de las cosas más excitantes y placenteras como fetichista y exhibicionista que me ha pasado. Fin de la historia
Voyeurliberal.com Historias Anuncios swingers Blog