Inicio > Historias swingers  >   Historias swinger





Media naranja

Dice un dicho, que nunca es demasiado tarde para encontrar tu media naranja, yo apenas hace 6 meses terminé una relación que parecía ideal y no lo fue, pero llegó algo mejor, conozco a Lucía y Eduardo, desde hace 10 años, pues el era compañero de trabajo, Lucía siempre me gustó, y creo que yo a ella, más también sabía que era una mujer casada y muy recatada, de boca de Eduardo que me contó hace un par de años, ellos tenían problemas, primero porque Lucía no podía tener hijos, y segundo porque Eduardo, estaba saliendo con una mujer más joven, total que hace un año se divorciaron, yo seguí siendo amigo de ambos, más hace 4 meses me comentó Lucía, que si la acompañaba a un evento, a raíz de ese día, comenzamos a salir, cine, café comida, ella de 40 años delgada supersexi, me encanta, y así hace como dos meses, terminamos en la cama en mi casa, fue fantástico, nos confesamos que siempre nos hablamos gustado, ese día le recori todo el cuerpo con la lengua, prodigandome en mamarle la vagina hasta hacerlo estremecer y venirse, como según me dijo, tenía años de no hacerlo, a partir de ahí cojiamos casi diario y yo haciéndole cosas cada vez más pervertidas,le compre lencería, le mamaba el culo, y así nos enamoramos,ya que no sólo era buen sexo, nos entendíamos en todo, a mi el condimento de saber que había estado casada por 15 años con uno de mis mejores amigos, me daba un toque más de perversión, se fue a vivir conmigo y decidimos casarnos, pues nos amamos con locura, llevamos un mes de casados y con todo lo recatada que ha sido, la he empezado a pervertir y a ella le está gustando, fuimos de luna de miel, a playa del Carmen, ella se puso un traje de baño normal recatado, fuimos de compras y vimos un minibikini blanco transparente y se lo compre, ella me dijo, no pienses que yo me voy a poner esto, le insistí, y al día siguiente se lo puse, antes en la tina del baño le rasure totalmente la vagina, ella algo apenada en la playa, no se quería meter al mar, yo la llevé y al salir, con el agua, se veía como desnuda, los pezones y la vagina, se le veían.totalmente pues la tela era transparente, varios hombres la veían con lujuria, me decía me da pena, no te molesta que me vean así? Le dije al contrario me calienta que te desen, ese día en la noche estaba súper caliente, después de un buen oral anal, me permitió penetrarla por su culo virgen, le dñolio primero, luego le encantó, jugando en la tina, ella me empezó a rasurar los huevos, y me dice me gustaría verte sin nada de pelos, y me depilo todo el cuerpo, me dice me encanta como te ves muy sexy, ahora yo te voy a comprar un traje de baño para emparejarnos, me compro una tanga de tela transparente, fuimos a una playa más solitaria y ya no sólo los hombres se le quedaban viendo a ella, sino también a mi, estando tumbados boca abajo tomando el sol, llegó un lanchero a ofrecernos un paseo, iban dos el lanchero y un instructor de sky, ella nunca había esquiado, y se metió al agua con el instructor, que entre cada ensayo la tenía agarrada por atrás, tocándole la cintura las tetas y dándole arrimones, al subir a la lancha, algo nerviosa, todavía al ayudarle a subir el tipo le agarró las nalgas, ella vio que yo traía la verga parada, el lanchero y el otro también se les notaba, total ya descansando veíamos a los tipos tocándose el bulto, me dice ella ya vámonos estoy muy nerviosa, nos fuimos, y en la noche con unas copas, salió el tema de la esquiada me decía que sentía la verga del instructor blien parada en su culo, y sus manos manoseandola, yo bien caliente le dije que que rico, me dice amor pero yo soy solo tuya te amo, le dije yo te adoro y sólo vas a ser mía siempre, eso es solo sexo es calentura y a mi me gusta también, no hay que reprimirse, desde ese día vemos vídeos porno, fantaseamos tríos nos ponemos bien calientes y cojemos como loquitos, le pedí tomarle fotos desnuda y me dice las va a ver alguien más? Le dije si, hay amor estas loco, y se puso más caliente, he visto que le llaman la atención las vergas grandes, cuando hacemos el amor y la penetró le digo quisieras una verga grande?, me dice si amor si tu quieres, hace unos días en un 69, ella ya caliente me mamo el ano, primero me saco de onda, pero la deje, eso lo vimos en una peli, luego me la mamo metiendo un dedo en mi culo hasta hacerme venir, ella se tragó toda mi leche, ya en calma me dice que no quiere que esto vaya acabar mal, que si lo llegamos hacer con otro será muy de vez en cuando, qué no se vuelva algo de costumbre, pues adora que hagamos el amor, sólo me pone dos condiciones, ella no quiere verme cojerme a otra mujer le darían celos y si se llega a animar con otro, tiene que tener buena verga,  entre más grande mejor, a ti también te calienta las vergas grandes? Me dice, y yo pues... no pasa nada amor, tu estas bien rico, un día te voy a poner mi lencería jeje, he notado  te calienta verlas no pasa nada ya casi está lista.

Voyeurliberal.com Historias Anuncios swingers Blog